Fase 1 Madrid - Día 1

Después de hablar con muchos de vosotros por Twitter y Grindr durante todo el confinamiento, sé que Madrid es una auténtica olla a presión. Nos hemos portado bien, en líneas generales, y por eso, tenemos los rabos a reventar.


Como decía un colega por Grindr, ya tengo tatuadas mis huellas dactilares en el rabo de tanto pajearme durante el Estado de Alarma. No sé porqué, sonrío ingenuamente y pienso que tiene toda la puta razón. Y os habrá pasado a vosotros también... Durante el estado de alarma, ya no tenía más ideas de cómo masturbarme. Había probado todas las técnicas posibles: mano contraria, mano dormida, cojín, almohada, calceto... Me faltaba meterla en un melón, pero no había ninguno cerca! ;)


La verdad que durante el confinamiento hice buenas migas. Había tiempo para tirar de Grindr por la mañana, tarde y noche. Vamos, que me hice la opción Premium porque me vine muy arriba. Sí, @pibesexmadrid paga por el Grindr, ¿algún problema? Ahora también te digo, el puto confinamiento me ha permitido tener a más de 50 personas nuevas de Madrid en mi lista de Favoritos del Grindr esperando probar mi boca. Y esa lista, empieza a moverse hoy! Lunes, 25 de Mayo de 2020. Día 1 de la Fase 1 de Madrid.


El elegido ha sido un xaval, la verdad que mazo wapete y muy buen cuerpo, que ha sido el primero en decirme hoy: "Tienes algo pendiente conmigo". Y dicho y hecho!


Plaza de Castilla, Madrid. 17:35 horas. Llegaba en coche a su casa. Qué bien sienta poder moverse nuevamente libre por Madrid. Lo habíamos hablado por Grindr, quería (igual que yo) una situación de puto morbo. Y así fue!


La puerta de su piso estaba abierta. En el sofá, un xaval en zapas y calcetos abierto de piernas y haciéndose el guay, que es lo que me había dicho que haría, haciendo pesas sentado en el sofá... En estas situaciones no hace falta ni saludarse.

Dejé en el sofá el móvil, las llaves y la cartera. Acto seguido me arrodillé. Comencé a lamerle los huevos muy lentamente mientras seguía haciendo pesas. Cada vez le costaba más, mi lengua recorriendo puntos claves le hacía perder fuerza. Yo disfrutaba mirándole mientras jugaba con mi lengua.


Tenía unos buenos huevos, consistentes, de esos que se pueden lamer y meter en la boca para jugar con ellos dentro muy, muy, muy suavemente. Cuando comencé a hacerlo sonrió, dejó las pesas, se puso más cómodo y se apoyó en el sofá.

Según le iba lamiendo el rabo, antes de comenzar a comérselo, se iba poniendo morcillón, se iba moviendo solo. Ahí es cuando aproveché para ponerme cómodo y comenzar a comérsela. Había que descapullar el rabo, lubricarlo, valorar bien lo que tenía en mi boca, jugar con él y metérmelo hasta la garganta mientras me ahogo... Un "Buahhhh xaval" seguido de una sonrisa y una caricia con su mano en mi cabeza fue suficiente para pensar que "@pibesexmadrid resurgía con la misma fuerza de siempre después de más de dos meses de cuarentena".


En varias ocasiones, hasta un total de 4 veces, me pidió que parara. Temblaba, el rabo se le ponía mazo duro, la respiración se le entrecortaba y varios "Para por favor" me hicieron ser un chico bueno. Pero a la quinta va la vencida!

Le miré a los ojos cuando me pidió por favor que parara... Leyó mi mirada. Cogió aire, empezó a temblar y noté una descarga brutal, como hacía tiempo que no recordaba, de lefazo caliente y sabroso en toda mi boca. Mientras se corría, aumenté el ritmo hasta una parada casi en seco. El lefazo bien caliente estaba en mi boca, era momento de, a un ritmo muy, muy, muy lento y con unos movimientos mazo cuidados de seguir comiéndosela mientras varios escalofríos recorrían su cuerpo.


Así estuvimos unos 10 minutos más mientras me acariciaba la cabeza, suspiraba y seguía relajado en el sofá disfrutando lentamente de mi boca.


Me ayudó a levantarme, se me habían quedado las piernas dormidas. Algo habitual en un buen mamón cuando se entrega a su pasión. Al despedirme le dije que seguíamos en contacto, si le apetecía repetir... Directamente me dijo "No, paso del Grindr. Toma mi whatsapp". ¡Plaza de Castilla será una nueva parada habitual en mis rutas de deslefe!

679 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo