Domingo 26 Julio - Sanfer (I)


Es tarde de domingo, 26 de julio! En Madrid estamos a 39 grados y sí.... me pica el rabo! Estoy seguro que no soy el único... y por eso decido darme una buena ducha y calzarme mi suspensorio de Aussiebum! 21:00 horas, Sanfer me espera!


Cuando llego, nada decepciona! Multitud de xavales han pensado igual que yo. Doy una vuelta completa y cuento 33 coches a las 21:30 horas de la noche. El sol está cayendo y el movimiento en Sanfer se desborda! Hemos venido a jugar, hay que hacer gimnasia de mandíbula y de garganta. El día parece bueno!


Según me adentro por el bosque, un xaval de camiseta roja no pinta nada mal. Empecemos por abajo: zapas blancas sin calcetos (eso me pone muy cerdo), pantakas cortos negros de gym (multiplica lo cerdo k estoy), camiseta roja de tirantes (me acelero aún más)... El xaval de unos 25/28 años, con barbita, fibrado... Paso a su lado, me mira y me sigue. Vamos a la zona final de Sanfer, junto al Puente cercano de la A2. Tras un "¿Qué haces tío?" y un "Quiero deslefarte con mi boca" nos liamos a saco! Estaba mazo acelerado por la pinta del xaval, la verdad que me puso mazo cerdo y eso se notó! Ni popper ni ostias, el calentón era brutal.


Empecé a sobarle el paquete y aquello se parecía a mi dedo meñique. Dios, no podía tener tan mala suerte. El tío estaba buenísimo, no podía tenerla tan pequeña! Decidí arrodillarme, comencé a comerle bien los huevos, masajearle las piernas y comenzar a meterme su rabo en la boca y descapullarlo muy lentamente con mi lengua. Aquello creció y creció hasta k se topó con mi garganta. Tenía, lo que se llama una polla de sangre! Me cogió la cabeza, empezó a follarme la boca mientras se venía muy arriba el xaval... yo seguía sobándole las piernas, tocando sus zapas, tragando su rabo!


De repente un "Me corro tío" hizo k mi boca succionara con más fuerza y más ritmo para sacarle toda la lefada... sus piernas empezaron a temblar, me cogió la cabeza y sólo le escuchaba gemir y temblar mientras descargada su lefa y sentía bien cómo sus chorros con fuerza salían despedidos en mi boca! Un cambio radical de ritmo para continuar mamando mazo despacio para que el pibe se recuperara y se relajara fue la forma perfecta para rematarle.


Fue de las pocas veces que cuando me levanté... el xaval me dió las "Gracias" varias veces y se despidió con un abrazo y un "Molas un huevo y la comes de puta madre". Me hizo sentirme orgulloso de aquella mamada con sacada de lefa que le hice!


La oscuridad comienza a caer en Sanfer! Había sido el primero... ¿cuántos más caerán?


CONTINUARÁ...

591 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo